Llantas enormes, una moda que debe acabar

renault 4

Como todo en la vida, en el mundo del automovilismo existen modas, algunas pasajeras, otras que perduran más en el tiempo, tendencias que, de repente, alguna marca inicia, tiene éxito y la competencia empieza a copiar. Como ejemplos, podemos mencionar la fiebre de los SUV o las líneas coupé de las berlinas. Otra de esas modas es el enorme tamaño, a veces exagerado, de las llantas de los coches. Desde hace ya varios años, estamos viendo cómo los fabricantes equipan sus modelos con llantas de 17, 18 y hasta 19 pulgadas, sin ninguna necesidad, y que responde únicamente a los dictados de la estética moderna. Y no me estoy refiriendo a coches deportivos (aunque aquí también hay de qué hablar) sino a modelos normales de marcas generalistas.

En el salón de Ginebra celebrado la pasada semana, Renault presentó la nueva generación del Scénic, su monovolumen compacto de gran éxito que sigue el lenguaje de diseño que inició la marca del rombo con el Espace y ha continuado con el Captur, el Megane y el Talismán. Como ya hiciera con su hermano mayor, el Espace, Reanult ha dotado al Scénic de un cierto aire de Crossover, que es, a la vez, otra de las fiebres estéticas de las marcas en la actualidad. Ahora, el monovolumen francés presenta una mayor altura respecto al suelo, ha aumentado la cintura y ha recortado la altura del techo, con lo que disminuye la superficie acristalada. De esta forma, el Scénic tiene un aspecto más “campero”, aunque sigue siendo un monovolumen.

Nuevo Renault Scenic. Fuente: Renault

Nuevo Renault Scenic. Fuente: Renault

Sobre el diseño no voy a comentar, cada uno tendrá su valoración y no es el objeto de este artículo. Sin embargo, lo que más me ha llamado la atención de este monovolumen, y quiero recalcar la palabra monovolumen, es que monta de serie unas llantas de, atención, ¡20 pulgadas¡ De serie en toda la gama. Al principio pensé que serían opcionales y sólo en las versiones tope de gama, que son las que presentan siempre en los salones internacionales. Pero luego he leído que serán de serie desde las versiones de acceso. He leído que es debido a la estética del coche, a los pasos de rueda más elevados y la cintura más alta, que hace que le pegue unas ruedas de mayor tamaño con unas llantas más grandes. A continuación se puede apreciar con más detalle la llanta en esta foto del portal francés largus.fr..

Detalle de la llanta de 20". Fuente: largus.fr

Detalle de la llanta de 20″. Fuente: largus.fr

¿A dónde vamos a llegar? Lo primero, no tengo tan claro que le pegue esas llantas de 20 pulgadas, con unas de 17” bastaría y hasta le sobraría. Y en segundo lugar, no hay que olvidar que se trata de un monovolumen, es decir, un vehículo pensado para la familia y hacer largos desplazamientos cómodamente. Quiero subrayar las palabras “familia” y “cómodamente” porque resulta contradictorio montar unas llantas tan grandes en un coche así. Unos neumáticos de perfil bajo y llantas grandes repercuten negativamente en la comodidad de marcha, además el desgaste de los neumáticos es más progresivo.

¿Entonces, para qué unas llantas tan enormes? Para nada, simplemente porque aportan una estética más atractiva para mucha gente. Antes, para ver unas llantas de 18 pulgadas, había que encontrar un gran deportivo o un coche de alta gama. Recuerdo con gran emoción cuando un día vi aparcado en un parking un Mercedes E 55 AMG, una de las mejores berlinas potentes creadas por la marca de la estrella, y me quedé fascinado por sus anchos “zapatos” con las características llantas AMG de 18 pulgadas. Corría el año 2000 o 2001, era otra época. Hoy, los coches calzan neumáticos más anchos de lo que necesitan acompañados de llantas enormes incluso en utilitarios. No es raro ver cómo un compacto de cualquier marca generalista con un acabado intermedio equipa de serie unas llantas como mínimo de 17 pulgadas. O cómo al escoger un determinado pack con una serie de elementos de equipamiento, se incluye también unas llantas más grandes.

Antiguamente, los coches deportivos y, en general, de altas prestaciones, no montaban llantas tan enormes ni neumáticos tan anchos. Eso se reservaba para los coches de competición. Ahora, un buen deportivo que se precie debe lucir llantas de 19, 20 o hasta 21 pulgadas. Ahí está el ejemplo de Porsche. El 911 equipa de serie unas llantas de 19 pulgadas en la versión básica del Carrera. A partir del Carrera S, viene de serie con llantas de 20” y la verdad, no me resulta tan atractivo, parece que el coche sólo tiene llantas, como si no tuviera gomas.

Porsche 911 Carrera S. Fuente: Porsche

Porsche 911 Carrera S. Fuente: Porsche

Películas como A todo Gas han hecho mucho daño al automovilismo, promocionando estéticas exageradas de los coches. Sería bueno que los fabricantes abandonaran modas como esta de las llantas que nos hacen pensar más en el aspecto exterior de los coches que en otros aspectos como la comodidad, el confort de marcha, sin prestar tanta atención a algo tan importante como los neumáticos, a su desgaste y durabilidad.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s