Dieselgate: ¿Por qué nos sorprende?

Motor TDI de Volskwagen. Foto: Auto Bild

Motor TDI de Volskwagen. Foto: Auto Bild

“Dieselgate”, “Motores trucados”, “”Caso Volskwagen” lo han bautizado de varias maneras y ha supuesto una conmoción en todo el mundo desde que saliera a la luz. Es el fraude que durante los últimos años había hecho la marca alemana Volskwagen en relación con las emisiones de sus motores TDI. La noticia saltó en EE.UU y escandalizó a mucha gente aunque, a algunos no nos extrañó. Incluso pensamos que no sería la única marca y que veríamos más casos en adelante.

Cuando se descubre que alguien hace trampa, siempre sienta mal y saltan voces críticas. Evidentemente estamos ante un escándalo muy grave. Cuando el Cambio Climático es ya una realidad y estamos sufriendo sus consecuencias y, desde organizaciones e instituciones, se reclama más acción para combatirlo por parte de los países más importantes del mundo, nos enteramos de que los coches de una marca concreta que usan millones de personas en todo el globo están contaminando mucho más de lo permitido. Es obvia la alarma que ha provocado pero no debería sorprendernos.

Desde hace muchos años, las normas anticontaminación son cada vez más duras. Los motores diésel son mucho más contaminantes que los de gasolina. Por tanto, para conseguir que emitan menos sustancias nocivas por el tubo de escape, hay que tirar de tecnología. Por ello aparecieron los filtros de partículas, polen, mejores carburadores o, recientemente, el uso de AdBlue. Todo esto revierte en motores más complejos. Las emisiones se han reducido bastante en los últimos quince años pero el nivel de exigencia de las normas anticontaminación siguen aumentando y llega un momento en que es cada vez más difícil superarlas sin que ello suponga renunciar a la potencia y las prestaciones. Con motores más pequeños, disminuyendo la cilindrada y la potencia, seguro que se reducen notablemente los niveles de contaminación (y el consumo). Pero nadie compraría un Passat TDI con 80 caballos, que contaminaría poco pero no andaría ni empujándolo.

Motor TDI de Volskwagen. Foto: Auto Bild

Motor TDI de Volskwagen. Foto: Auto Bild

Para evitarlo, surgió el llamado Downzising pero no es suficiente. Las marcas tienen que inventar “trucos” para seguir fabricando mecánicas cada vez más potentes y rápidas y a la vez aprobar los test anticontaminación que, dicho sea de paso, son ridículos. Es como los consumos homologados por los fabricantes. ¿Alguien se cree que una berlina de más de cinco metros que pese dos toneladas y tenga una potencia de más de 250 caballos, como es el caso del Mercedes S 350d, puede tener un consumo mixto por debajo de los 6 litros?

Las marcas o grupos recurren a la trampa, como el caso Volskwagen, cuyos motores tenían una especie de chip inteligente capaz de detectar cuándo el vehículo estaba siendo sometido a un test, o simplemente a pequeñas triquiñuelas para superar las pruebas de emisiones, como el recientemente conocido de Mitsubishi, que consistía en aumentar la presión de los neumáticos, reduciendo  la superficie de la banda de rodadura y disminuyendo así el consumo. O simplemente falseando las cifras como Renault.

Primero fue Volskwagen y poco a poco están apareciendo más marcas, algunas con una gran tradición y prestigio detrás. Teniendo en cuenta que hoy en día la mayoría de marcas están unidas en grandes grupos o a través de sinergias, en los próximos meses y años conoceremos más escándalos como el Dieselgate, y no sólo relacionados con motores diésel sino también de gasolina. De momento, sólo vemos la punta del iceberg.

 

Anuncios

3 comentarios en “Dieselgate: ¿Por qué nos sorprende?

  1. Pingback: Maravillosa criatura | La Novia de Italia

  2. Pingback: El ‘Dieselgate’ golpea a Audi y caen las ventas | REVISTA DEL AUTOMOVILISMO

  3. Pingback: Dieselgate: La OCU desaconseja llevar a revisión los coches afectados | REVISTA DEL AUTOMOVILISMO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s