Maravillosa criatura

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Se ha hecho de rogar, pero por fin hemos podido contemplar los primeros videos y pruebas del nuevo Alfa Giulia, la última creación de la firma del Biscione, tanto en la versión más radical, la Quadrifoglio Verde, como en la “normal”. Y las sensaciones no pueden ser más positivas, corroborando que la berlina italiana está perfectamente capacitada para rivalizar con las alemanas.

Cierto es que, cuando el verano pasado fue presentado el Giulia Quadrifoglio Verde, recibió muchas críticas a favor pero también en contra, por ofrecer un diseño que, sin dejar de ser atractivo en ningún caso, tenía algunos ramalazos del BMW Serie 3 y otros modelos del mercado, perdiendo así algunas cotas de la originalidad propia de las líneas italianas. También era difícil no encontrar algunas influencias germanas en su interior. Y el que escribe estas líneas así lo manifestó en su momento.

Pero es justo decir, después de ver una y mil veces la versión más racional del Giulia, que es un coche estéticamente maravilloso, con una imagen menos radical y unas líneas más sinuosas y atractivas, la berlina del Biscione sale al mercado con el cartel de uno de los automóviles más bonitos del momento y, me atrevería a decir, que uno los más hermosos de los últimos años.

Alfa Romeo Giulia. Foto: Auto Bild

Alfa Romeo Giulia. Foto: Auto Bild

Además presenta una oferta mecánica interesante, sobre todo para los amantes del diésel (que siguen siendo la mayoría de conductores), con un motor de 2.2 litros con tres niveles de potencia, 136, 150 y 180 caballos, asociado a un cambio manual o automático de seis relaciones, salvo la alternativa menos potente, que sólo dispone de un cambio manual. El propulsor resulta interesante porque se aleja de esa fiebre que padecen la mayoría de marcas, llamada Downsizing, obsesionadas en disminuir y exprimir los motores para reducir, supuestamente, consumos y emisiones. Lo que aún desconocemos es si, para cumplir con la normativa europea de contaminación Euro VI, recurre a la solución AdBlue, como la mayoría de fabricantes, o no. Alfa Romeo ofrece también una sugestiva mecánica de gasolina de 200 caballos que, hasta octubre, no veríamos en España aunque, a mi juicio, presenta un inconveniente, el hecho de no disponer de una caja manual, sólo automática. No se sabe si, más adelante, incluirán un cambio manual para esta versión.

Alfa Giulia QV en el salón de Detroit. Foto. Auto Bild

Alfa Giulia QV en el salón de Detroit. Foto. Auto Bild

Es verdad que la fiabilidad alemana sigue siendo algo casi sagrado, una especie de dogma en la mente de los conductores y, ni siquiera casos como el Dieselgate de Volskwagen, ha contribuido a menguar las ventas en Wolfsburgo. No obstante, en Múnich, Stuttgart e Ingolstadt tienen serios motivos para estar preocupados porque desde Italia viene una criatura que cautiva y seduce sólo con la mirarla. Luego podremos discutir si la calidad en general del vehículo está o no a la altura del Serie 3, Clase C y A4. Honestamente, pienso que, en este sentido, los teutones estando un escalón por encima, pero un ese peldaño es muy pequeño. Y cuanto a equipamiento, la casa milanesa se sitúa en la línea de los modelos con la etiqueta premium. En cualquier caso, la relación calidad-precio es buena y el Alfa Giulia irrumpe con fuerza para decirnos que hay vida más allá de las berlinas alemanas.

Alfa Romeo Giulia. Foto: Auto Bild

Alfa Romeo Giulia. Foto: Auto Bild

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s