1971 Volvo P1800 ES: El mejor exponente del Shooting Brake

Volvo P1800 ES Foto: classicdriver.com

Volvo P1800 ES Foto: classicdriver.com

El Shooting Brake es un cupé, deportivo y con portón trasero, que deriva de un cupé de tres volúmenes y su origen se produce en el Reino Unido en los sesenta.

 

Igual que ocurre con la ropa, la música y en tantos otros ámbitos, el mundo del automóvil no huye de las modas que imperan en momentos concretos de la historia. Hoy en día asistimos a varias tendencias, algunas mejores, otras no tanto. Por ejemplo, están de moda los SUVs, incluso, cada vez más pequeños, como el nuevo Toyota C-HR, o las llantas de grandes pulgadas, salpicaderos llenos de pantallas cada vez más grandes o todo lo relacionado con la conectividad, hasta saturar el vehículo de dispositivos inútiles, puertos USB y un sinfín de opciones que convierten el coche en una especie de ordenador con ruedas. En los años sesenta, inició una moda que, si bien no tuvo una continuidad muy prolongada en el tiempo, sí nos dejó algunos ejemplos de los coches más raros y, a la vez, bonitos que se han visto. Esa moda fue el Shooting Brake y su mejor exponente fue el Volvo P1800 ES de 1971.

¿Qué es un Shooting Brake?

En primer lugar, antes de entrar a hablar del modelo que nos concierne, habría que definir qué es un Shooting Brake, un concepto que no parece del todo claro, en parte, porque algunas marcas lo han recuperado para categorizar algunos modelos que, en realidad, no lo son. Y me refiero, concretamente, a la versión familiar del Mercedes CLS y del CLA. Un Shooting Brake, desde un punto de vista ortodoxo, es un coche, más bien, deportivo, coupé y con portón trasero, que deriva a su vez de otro cupé de tres volúmenes. Dicho más fácilmente, es una mezcla de cupé deportivo y Station Wagon.

Mercedes CLS Shooting Brake. Foto: Mercedes

Mercedes CLS Shooting Brake. Foto: Mercedes

Aston Martin, la pionera en transformar sus deportivos en Shooting Break

Este tipo de carrocería comenzó a extenderse en la década de los sesenta, en el Reino Unido, cuando algunos conductores querían un vehículo deportivo, pero sin renunciar a la practicidad a la hora de hacer viajes o realizar deportes como el golf. Entonces, algunas marcas británicas, empezaron a fabricar versiones break de sus deportivos, pero a través de empresas carroceras especializadas, ajenas al propio fabricante. La pionera fue Aston Martin que, mediante la carrocera FLM Panelcraft, transformaba los espectaculares DB5, DB6 o Virage, entre otros, en bonitos (y raros) Wagon. Esto llamó la atención de algunas marcas del viejo continente y, a partir de los setenta, comenzaron a producir versiones familiares de sus deportivos, difundiéndose así el concepto Shooting Brake.

Aston Martin DB 6 Shooting Brake. Foto: classicdriver.com

Aston Martin DB 6 Shooting Brake. Foto: classicdriver.com

El P1800 ES se basaba en el P1800 de 1961, obra de Pelle Patterson

Ejemplos hay varios pero, el que mejor representa este tipo de línea estética es el Volvo P1800 ES. En 1961, la marca sueca había presentado un cupé de tres volúmenes, el P1800, obra del diseñador sueco Pelle Patterson que, en aquel momento, trabajaba en el estudio italiano de Pietro Frau. El P1800 podría decirse que era un vehículo de diseño italiano y fabricación inglesa, ya que su producción se llevó a cabo en este país a cargo de la Pressed Steel y la Jensen. A finales de los sesenta, Volvo decidió renovar su deportivo, dándole un cambio radical y convirtiéndolo en un vehículo mucho más práctico, prolongando el techo y añadiendo una enorme luneta que además, hacía de portón trasero, una solución que copiaría años más tarde, en el Volvo 480 ES y en el más reciente C30.

Volvo P1800. Foto: classicdriver.com

Volvo P1800. Foto: classicdriver.com

Jan Wilsgaard diseñó el P1800 ES inspirado en los Aston Martin de los años sesenta

El resultado de esta transformación fue un auténtico Shooting Brake al más puro estilo inglés, un vehículo que mezclaba el concepto de cupé deportivo con el de Station Wagon. Hay que decir que esta arriesgada simbiosis no siempre producía el efecto deseado. No puede decirse que todos los deportivos ingleses convertidos en Shooting Brake eran preciosos porque sería faltar a la verdad. Prueba de ello es el Aston Martin DB6. Sin embargo, el Volvo sí presentaba una línea muy bonita, esta vez obra del jefe de diseño Jan Wilsgaard, quien se inspiró precisamente en los Aston Martin. Tenía una gigantesca luna en los laterales que, junto a la luneta trasera, permitía la entrada de mucha luz, lo que aumentaba la sensación de amplitud en el interior. El maletero resultante era muy grande, perfecto para guardar todo tipo de objetos y equipaje aunque, no todo era excelente, ya que tenía una altura al suelo demasiado elevada, lo que complicaba la operación de carga y descarga.

Volvo P1800 ES Foto: classicdriver.com

Volvo P1800 ES Foto: classicdriver.com

Motor de cuatro cilindros, inyección electrónica, 126 CV y una velocidad máxima de 190 km/h

Mecánicamente se servía del mismo motor del P1800 que, cuando salió al mercado en 1961, montaba un cuatro cilindros en posición anterior y longitudinal de 1.8 litros y 96 caballos. Estaba asociado a una caja de cambios manual de cuatro velocidades que transmitía el par al eje posterior y contaba con frenos de discos. En 1966, el motor sufrió algunas modificaciones en la aspiración y en el escape que permitieron elevar la potencia hasta superar los 100 caballos. También se mejoraron las suspensiones y la dirección. En 1969 la cilindrada aumentó hasta los 1.986 centímetros cúbicos y, gracias a la inyección mecánica, alcanzó los 118 caballos. Finalmente, en 1971, se produjo la última evolución mecánica y que equipa nuestro protagonista de hoy. La inyección mecánica fue sustituida por otra electrónica y ahora el motor entregaba 126 caballos de potencia con los que alcanzaba los 190 km/h.

Volvo P1800 ES Foto: classicdriver.com

Volvo P1800 ES Foto: classicdriver.com

Se fabricaron poco más de ocho mil unidades, entre 1971 y 1973

El Volvo P1800 ES estuvo en producción desde 1971 hasta 1973, el mismo año en el que se detuvo la fabricación del P1800 “normal”. Apenas se construyeron algo más de ocho mil unidades de las cincuenta mil de la serie P1800. No fue el primer Shooting Brake, ya que antes habían aparecido algunos ingleses, pero sí fue uno de los primeros, si no el primero, concebido como tal y producido en serie. Su excelente y fiable mecánica, unida la practicidad de su diseño, lo convertían en un coche ideal para realizar largos desplazamientos cómodamente, sin renunciar a la deportividad y la exclusividad. A partir de entonces, aparecieron otros modelos bajo la categoría Shooting Brake, como el Lancia Beta HPE, o vehículos de aspecto ranchera pero con sólo dos puertas laterales, como el Opel Kadett A.

Hoy, el concepto ha sido recuperado por algunas marcas con mejor y peor acierto. El Ferrari FF y el GTC4 Lusso son un perfecto Shooting Brake. En cambio, no se puede decir lo mismo de la versión familiar del Mercedes CLA y el CLS, al tratarse de coches con cuatro puertas. Y, por mucho que se empeñe la publicidad, la definición “coupé de cuatro puertas” es un oxímoron.

Ferrari GTC4 Lusso T. Foto: Car

Ferrari GTC4 Lusso T. Foto: Car

Anuncios

Un comentario en “1971 Volvo P1800 ES: El mejor exponente del Shooting Brake

  1. Pingback: 1971 BMW Serie 02 Touring: el antecedente de la gama Gran Coupe | REVISTA DEL AUTOMOVILISMO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s