Nuevo software fraudulento hallado en vehículos Audi

Motor 2.0 TDI del Grupo Volkswagen. Foto: Audi

Motor 2.0 TDI del Grupo Volkswagen. Foto: Audi

El Consejo de Recursos del Aire de California detectó un dispositivo en un modelo de Audi con cambio automático que reducía las emisiones de CO2 en pruebas.

 

Mientras el Grupo Volkswagen afronta las consecuencias del escándalo de los motores trucados que estalló el año pasado en Estados Unidos, desde el mismo país llega una nueva noticia que, lejos de ayudar a apagar el incendio en la compañía alemana, lo propague aún más. El Consejo de Recursos del Aire de california (CARB) detectó el pasado verano un software en un modelo de Audi con cambio automático que manipulada las cantidades de emisiones de CO2 cuando el vehículo era sometido a pruebas.

Cuando el volante no estaba girado, el software activaba un programa que reducía las revoluciones del motor y, por tanto, las emisiones

Según publica hoy el medio alemán Bild am Sonntag, el dispositivo que descubrió el ente regulador norteamericano fue instalado en vehículos con transmisión automática pertenecientes al código interno All 55. Este software detectaba, a través del volante (si estaba girado o no) si el coche estaba siendo sometido a un test en laboratorio. Si el volante permanecía recto, enviaba una señal a un programa para reducir el régimen de giro del motor y producir menos dióxido de carbono que en condiciones normales de circulación. Cuando el volante giraba en cualquier dirección más de quince segundos, el programa se desactivaba.

El dispositivo ha sido localizado en varios Audi A6, A8 y Q5 tanto de gasolina como diésel, señala el diario alemán. La marca de los cuatro aros dejó de utilizar el software en mayo de este año, antes de que el CARB lo detectara en un modelo antiguo y había suspendido a varios ingenieros relacionados con este fraude.

Sin noticias sobre los motores V6 3.0 TDI afectados por el escándalo de las emisiones en EE.UU.

Esta noticia se conoce cuando todavía no hay una sentencia acerca del escándalo de las emisiones del año pasado concernientes a los motores diésel de tres litros. El Grupo Volkswagen ya sabe que tiene que hacer frente a la recompra de los vehículos equipados con motores 1.6 TDI y 2.0 TDI, así como apoyar programas para fomentar los vehículos eléctricos y tecnologías “verdes”. Sin embargo, aún no se sabe nada sobre los 85.000 conductores afectados con motores V6 3.0 TDI en diferentes modelos de Audi, Porsche Cayenne y Volksage Touareg.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s